beneficios y ventajas de la facturación electrónica

¿Qué ventajas le trae la Facturación Electrónica a una PYME?

Las ventajas de la implementación de Facturación Electrónica para el ente de control fiscal son claras.

Se disminuye la evasión al hacer casi imposible alterar una factura creada y reportada electrónicamente a la DIAN. Igualmente, se hace más fácil para el fisco controlar lo facturado –incluyendo IVA y otros impuestos—por los cientos de negocios del país, permitiendo un control masivo y “computarizado” de la evasión.

Pero debemos tener en cuenta que existen países escandinavos y otros muy desarrollados que también han implementado la facturacion electronica. Incluso, según un estudio del TEC de Monterrey, en EEUU el mecanismo se implementó por la presión misma del sector privado. De ser así, es porque existen beneficios específicos adicionales a los del control tributario para empresas que implementen esta figura ¿Cuáles son?

Conoce 4 beneficios de la Facturación Electrónica según Loggro :

1.Disminución de los costos directos de utilizar papel para facturar. Estos incluyen las múltiples copias utilizadas por las empresas para llevar un control en archivo de lo facturado, lo mismo que los costos de tinta de impresión y –sobre todo—del espacio requerido para almacenar facturas en papel por el periodo de múltiples años que exige la DIAN. Con la factura electrónica completamente implementada, estos costos prácticamente desaparecen, al ser posible la emisión, envío y almacenamiento de la factura digital como medio perfectamente válido y legal.

2.La factura electrónica incentiva y permite mejorar y agilizar los procesos de sistematización e innovación de las empresas. Por un lado, la factura electrónica requiere de algún tipo de software para poderse operar, lo que fuerza a empresas –aun las pequeñas—a implementar un sistema de gestión empresarial para facturar, el cual muchas veces también redunda en beneficios como el control sistematizado de inventarios y cartera. Por otro lado, la facturación electrónica facilita procesos de control y auditoría que formalizan el negocio y previenen robos. Finalmente, la facturación electrónica, al operarse a través de un sistema o software, permite la estandarización de procesos, que a su vez facilita la escalabilidad de las empresas en crecimiento.

3.Las ventajas que trae la facturación electrónica para el tejido empresarial de un país. Por un lado, el consultor Bruno Bosch, quien ha estudiado el tema, asegura que una factura electrónica es pagada de 2 a 5.4 veces más rápido que una factura en papel –esto por varias razones, incluyendo el hecho de que la factura electronica no se “queda pegada” en un escritorio, no se traspapela, genera una fecha clara de recibo, automáticamente dispara un ciclo de pago en los sistemas de una empresa, etc. Al acelerar el ciclo de pago, se acelera el ciclo económico y se mejora la liquidez, especialmente de las PYMEs. En esta misma línea, los grandes grupos económicos o grandes empresas consolidadoras mejoran significativamente los flujos de su cadena de suministros a través de las facturas electrónicas, haciéndose más eficientes y competitivos, lo cual redunda en poder ofrecer mejores precios en sus almacenes y establecimientos (o en mayores márgenes que impulsan inversión y la creación de empleos).

4.Beneficios para el acceso a capital que la factura electrónica provee al ecosistema empresarial de un país.En Colombia, como en la mayoría de los países de Latinoamérica, es común negociar facturas con terceros para acelerar su ciclo de pago (también llamado operación de “factoring” o factoraje), o pedir al deudor de una factura que acelere el pago de esta en un menor tiempo a cambio de un descuento (también llamado “confirming”). Debido a que la factura electronica es un título valor completamente válido y con el mismo peso legal que una factura en papel, el documento electrónico puede venderse (factoring) o pagarse en anticipo (confirming) sin ningún inconveniente. Pero, al ser electrónico, se presta para ser manejado por plataformas financieras automáticas que hacen que el costo de operar una de estas transacciones no requiera la intervención de humanos manejando y revisando papel, lo cual permite que documentos de menor monto puedan ser transados en factoraje y otras operaciones.

a) abre una gran oportunidad para empresas que antes no podían acceder a este tipo de instrumentos financieros.

b) genera mayor competencia en mercados de operaciones financieras por la compra y venta de facturas –llevando los márgenes de la operación a ser más competitivos—y en últimas permite que las PYME puedan contar con alternativas de liquidez de mayor velocidad y menor costo.

A través de la resolución 000020 del 26 de Marzo de 2019 la DIAN ya ha divulgado el cronograma obligatorio de la implementación de la factura electrónica en Colombia. La medida obliga a que paulatinamente diferentes grupos empresariales según su código de actividad empresarial CIIU la implementen.

Para muchos empresarios PYME, comenzar a operar con este nuevo esquema –el cual ahora contempla forzosamente la utilización de un software que permita que la factura surta una validación previa en la DIAN en tiempo real—se ha vuelto un “dolor de cabeza”. Pero los argumentos arriba expuestos muestran que el esfuerzo traerá réditos reales también para el empresario y para nuestra economía como un todo.

Además, herramientas económicas –desde Col $ 60,000 pesos mensuales—como Loggro permiten su implementación rápida y sencilla, para lo cual es suficiente contar con una subscripción a internet.

Deja un comentario